Seleccionar página
Macarons de navidad

El número de anuncios de juguetes en la tele ya ha debido de daros alguna pista, pero os lo confirmo. Sí, ya estamos en Navidad. Ya han vuelto las muñecasquesedirigenalportalparahacerllegaralniñoetc, y los micromachine, que siempre me hacen pensar en un señor pequeñito cantando «Dos gardenias para ti..»

El macaron es un pastelito tradicional francés hecho de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar granulada. Los macarons se preparan con una amplia variedad de sabores, y se caracterizan por sus colores vivos, su costra crujiente y su interior cremoso. El nombre (se pronuncia «macagón») proviene sin duda de lo que se te viene a la cabeza con más frecuencia mientras que los estás preparando («macagontó!»), dado su cierto nivel de dificultad… No hay que confundirlo con el macarrón,esa pequeña letra marca la diferencia, como ocurre con «casado» y «cansado». Aunque bueno, igual en ese caso no hay tanta diferencia 😛

Pero podéis estar tranquilos, porque los macarons no son tan difíciles como los pintan. Puede ser complicado que queden perfectos, pero no que queden ricos. Los que veis en las fotos los he preparado sin ningún tipo de equipamiento especial, salvo una báscula, y una manga pastelera, de las que se pueden encontrar en cualquier gran superficie. He seguido la receta de Tartelette, añadiendo algunas aclaraciones y variaciones que me parecen relevantes. Aquí en España hay post estupendos explicando cómo se hacen los macarons, como este de Unodedos o este otro de i-recetas. Para la decoración de estos macarons de Navidad, he usado rotuladores comestibles como estos, pero podéis pegar cualquier tipo de decoración, azúcares, sprinkles, etc con un poco de glasa. Si queréis preparar los macarons con colores vivos sin recurrir a colorantes artificiales, sustituid unos gramos de almendra molida por cacao puro en polvo, o frambuesa liofilizada. Además el contraste dulce/amargo o dulce/ácido hará que estos pequeños bocaditos sean aún más deliciosos! Esta versión que he preparado peca de ser demasiado dulce, y sin duda recomendaría un relleno de chocolate amargo. Y para finalizar, puedo prometer y prometo, que las dos próximas recetas serán saladas 🙂

Macarons de navidad

Macarons de navidad

{Macarons de navidad}

Descripción: Pastelitos de merengue y almendra, rellenos de crema de vainilla

Preparación: 1 hora

Cocción: 10 min

Raciones: 25-30 macarons

Valoración: 5 sobre 1

Ingredientes

    Para las conchas:

  • 200 gr azúcar glass
  • 110 gr de harina de almendra (o almendra molida, si no encontráis. Suelen tener harina del almendra en el Lidl. Los macarons de las fotos están preparados con almendra molida)
  • 90 gr clara de huevo
  • 30 gr azúcar normal
  • Para la crema de vainilla:

  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar glass
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de leche

Preparación

  1. Pesamos y tamizamos el azúcar glass, y la harina de almendra. Y aquí no vale saltarse este paso como hago yo en todas las recetas. Lo confieso, nunca tamizo nada para bizcochos, galletas y demás. Pero en esta receta, es ESENCIAL.
  2. Unimos almendra y azúcar tamizados en un bol amplio. Podemos sustituir unos 20 gr de harina de almendra por cacao, o frambuesa en polvo, si queremos dar color y sabor a nuestros macarons.
  3. Pesamos las claras. Hay gente que las usa envejecidas, es decir, separan las claras de las yemas, y las dejan un día fuera del frigorífico, o 4 o 5 días dentro del frigorífico antes de usarla. Yo siempre los he preparado con claras pasteurizadas como las que venden en Mercadona, porque me resulta más cómodo para pesar 90 gr de claras, y no quedan yemas pendientes de usar. 90 gr de claras es más o menos es lo que pesan 3 claras de huevo mediano. Para que monten mejor, deben estar a temperatura ambiente, por lo que recomiendo sacarlas un rato antes del frigorífico
  4. Con un batidor de varillas, comenzamos a montar las claras hasta que se forme una espuma.
  5. Agregamos suavemente el azúcar granulado (los 30 gr), mientras que seguimos montando con el batidor de varillas a máxima velocidad, hasta que se forme un merengue con picos firmes.
  6. Pasamos nuevamente la mezcla de harina y almendra por el tamiz (sí, otra vez!), mientras que vamos dejando caer la mezcla en forma de lluvia sobre las claras que hemos montado previamente. Traducido: Tamiza otra vez harina y almendra, y ve dejándolo caer sobre las claras, pero no de golpe, sino de poco en poco para que no pierda demasiado aire el merengue.
  7. A medio mezclar, podemos agregar algún colorante artificial, o aromatizar con el sabor que deseemos (unas gotas)
  8. Preparamos una manga pastelera con boquilla redonda, dependiendo del tamaño que vayamos a hacer los macarons. Yo he usado una de 1 cm, porque los he preparado pequeñitos, de unos 2,5 cm.
  9. Imprimimos, y colocamos esta plantilla, u otra similar, sobre una bandeja de horno. Encima colocamos un papel de hornear, de manera que se transparenten los círculos y nos sirvan de guía para que los macarons queden perfectamente redondos.
  10. Con la manga pastelera perpendicular a la bandeja de horno, vamos depositando pequeñas cantidades de masa. Para hacer un círculo, apuntamos con la punta de la boquilla al centro del círculo (recordad, la manga perpendicular), y sin movernos del sitio, presionamos hasta rellenar el círculo. De esta manera salen perfectamente redondos (salvo que la masa esté demasiado fluida y tienda a expandirse) Probablemente se formará un pequeño pico, que desaparecerá en unos segundos. Si no es así, es que la masa está demasiado espesa y hay que mezclarla un poco más-
  11. Cuando tengamos todos los macarons sobre la bandeja, retiramos con cuidado la plantilla, y eliminamos las burbujas que se van formando en la superficie de los macarons con un palillo. Dejamos reposar los macarons al menos una
    hora para que se forme el «pie». De esta manera, la capa superior se seca y se forma una «costra» y al introducirlos en el horno, el aire del merengue solo puede escapar hacia abajo, formándose el pie tan característico de estos pastelitos. Antes de hornear, para saber si están secos y listos, tocamos uno por encima. Debe notarse ligeramente seco, y no debe quedarse pegado al dedo. (Si se te queda algo pegado, te chupas el dedo disimuladamente y esperas otro rato, que todavía no están).
  12. Precalentamos el horno a 150º C. Yo en mi horno tuve que hacerlos a 130ºC, me suele ocurrir en la mayoría de las recetas que tengo que reducir 10 0 20 º C.
  13. Introducimos la bandeja en el horno. No es necesario usar doble bandeja, ni lámina de silicona, aunque he leído que favorece el proceso de formación del pie.
  14. Horneamos unos 10-12 minutos para este tamaño, algunas recetas recomiendan incluso 15 o 20, pero en mi opinión así quedan totalmente secos. Deben quedar secos por fuera, y ligeramente blandos por dentro.
  15. Retiramos del horno (apágalo almadecántaro!) y dejamos enfriar sobre la misma bandeja donde los hemos horneado. Una vez fríos, pero sin esperar demasiado, despegamos con cuidado de la hoja de papel vegetal, y procedemos a decorarlos con rotuladores comestibles. Es muy fácil pintarlos, de las superficies más agradecidas para usar este tipo de rotuladores. Reservamos, si no los vamos a usar en el mismo día, guardamos en un contenedor metálico, en el frigorífico, o fuera de él.
  16. Para el relleno, batimos todos los ingredientes con el batidor de varillas a máxima velocidad, hasta que la mezcla esté blanquecina y esponjosa. Con una cucharilla, o una manga pastelera, depositamos una cantidad generosa en el centro de cada macaron, y presionamos con la otra tapa para que se distribuya el relleno hasta el borde.
  17. Si queremos colocar el palito, es el momento de introducirlo con cuidado en la crema, hasta la mitad del macaron más o menos, y dejamos enfriar en el frigorífico hasta que esté totalmente sólido.
  18. Podemos conservar varios días los macarons rellenos en un recipiente hermético en el frigorífico, retirándolos unos minutos antes de consumirlos

Ya está a la venta mi libro «Las recetas de la felicidad» con un montón de recetas inéditas! Podéis adquirirlo en todas las librerías, si queréis más información podéis encontrarla aquí