Seleccionar página

Tenía ya el post escrito y listo para publicar, pero he querido editarlo rápidamente porque ayer, después de 3 semanas de baja por un tema que ha sido durillo física y emocionalmente, me reincorporé finalmente al trabajo. Nada más abrir la puerta del aula, me extrañó que no estuviera cerrada con llave como habitualmente. ¿Y qué me encontré dentro? Pues nada más y nada menos que un cartel dándome la bienvenida, y muchas cosas ricas para comer preparadas por mis alumnos. Ha sido una de las sorpresas más bonitas que me han dado en la vida, y me alegró la tarde (y la semana. Y el resto de mi vida cada vez que me acuerde) en un momento algo complicado para mí. ¡Muchísimas gracias chicos! En la foto falta África, la fotógrafa y la artista que preparó ese pedazo de bizcocho que se ve en la foto. Tranquilos, que ya le he dicho que si quiere aprobar tiene que darme la receta :)

Bienvenida


Rainbow ice pops

Y ahora sí que sí, vamos con el post. El día de la madre siempre desayunamos chocolate con churros, y Pablo y Jorge me dan los regalitos que han hecho en el cole. Yo pongo cara de alegre sorpresa (no deja de sorprenderme la cantidad de cosas que pueden hacerse con un tubo de papel higiénico) y procedo a comérmelos a besos. Y luego me entra la melancolía por lo rápido que pasa el tiempo y me dedico a mirar vídeos y fotos de cuando eran más pequeñitos, pensando cómo es posible que haya pasado todo TAN deprisa. Es lo típico que todo el mundo dice, pero que no haces caso. Y es verdad que el tiempo pasa sin que te des cuenta. Hace nada eran bebés, con su balbuceo gracioso que no había quien entendiera. Y ahora ya son niños que pasan el día hablando de Slugterras, Pokemon XY y Sendokais y tampoco es que se les entienda mucho. Menos mal que todavía me dejan que les dé muchos besos :)

El caso es que hoy os traigo una de las recetas favoritas de Pablo y Jorge. Es una de las que más repetimos el verano pasado, junto con los polos flash, porque es muy fácil, y no hace falta tener moldes de polos ni ningún equipamiento especial. Por si os lo estabais preguntando, preparar polos a capas es sencillísimo: el único requisito para que queden perfectos es tener paciencia para esperar lo suficiente ente capa y capa para que estas no se mezclen. El líquido que añadamos deberá estar siempre muy frío, para que al verterlo sobre la capa ya congelada no la deshaga, porque si no se mezclarían los colores. Para que todas las capas sean iguales, podemos medirlas antes de añadirlas al molde. Si queremos rayas oblicuas en lugar de rayas horizontales, basta con torcer el molde hacia un lado, y apoyarlo en algo para que durante la congelación mantenga su posición.

¡Espero que os animéis a preparar estos polos de fruta caseros! Y que no os asustéis cuando leáis que hace falta sirope simple. Es de lo más sencillo de preparar: pones en un cazo la misma cantidad de agua y azúcar, y lo hierves dos minutos. Lo dejas enfriar, y luego lo guardas en un recipiente hermético hasta que vayas a utilizarlo. Es una preparación clásica en coctelería, ya que evita que encuentres azúcar sin disolver en los cócteles, y en los polos ayuda a lograr una textura mejor, y que sean más duraderos.

Y si vosotros también tenéis vuestra receta favorita para los más peques de la casa, no dejéis de participar en este concurso de recetas infantiles, del que soy jurado. Hay tres premios de un cheque regalo de 100 € para canjear en Hipercor. Podéis participar hasta el 17 de Mayo, así que desempolvad vuestras recetas infantiles, ¡estoy deseando verlas! Se valorará, además de la temática infantil y que estén bien explicadas, que sean recetas originales y divertidas, y por supuesto que vayan acompañadas de una foto atractiva. Si queréis participar, solo tenéis que pinchar en este enlace y seguir las instrucciones.


Rainbow ice pops

Rainbow ice pops


Por último, si queréis otras recetas de polos, os recuerdo estas otras a continuación. Algunas podéis encontrarlas en el blog, como los polos flash, los polos de barras y estrellas, los polos de Drácula, los polos de fresa y yogur, y los polos de sandía, y otras están incluidas en mi libro “Polos y helados”. Podéis pinchar en las fotos para ver la imagen en tamaño grande :)




{Polos de fruta caseros}

Preparación: 15 minutos + reposos

Cocción: 5 minutos

Raciones: 4 polos (molde de 125 ml)

Ingredientes

    • Capa roja: 70 g de fresas, cortadas y limpias, 30 ml de sirope simple
    • Capa naranja: 70 ml de zumo de mandarina, 30 ml de sirope simple
    • Capa amarilla: 70 ml de zumo de piña, 30 ml de sirope simple
    • Capa verde: 70 g de kiwi, pelado y cortado, 30 ml de sirope
    • Capa morada: 70 g de arándanos lavados, 30 ml de sirope simple

Para preparar el sirope simple:

  • 200 g de azúcar
  • 200 ml de agua

Preparación

  1. Comenzamos preparando el sirope simple. Ponemos en un cazo amplio o cazuela el azúcar y el agua, y llevamos a ebullición. Cuando hierva, bajamos un poco el fuego para que borbotee suavemente y lo dejamos cocer 2 minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar totalmente. Conservamos en el frigorífico hasta el momento en que vayamos a usarlo.
  2. Trituramos los ingredientes de cada una de las capas por separado. Todas las capas deben estar bien frías antes de añadirlas al molde de polos. En un molde (en este caso usé un vasito de plástico) vertemos una primera capa de fresa. Llevamos al congelador una o dos horas, hasta que esté completamente congelada.
  3. Procedemos de igual manera con la capa naranja. En este punto colocamos ya el palito. Para que se sujete, ponemos papel film sobre el molde, hacemos una pequeña inserción con un cuchillo, e introducimos el palito que quedará sujeto de esta manera. Llevamos de nuevo al congelador una o dos horas, hasta que esta capa esté completamente congelada.
  4. Procedemos igual con el resto de las capas: a continuación la de piña, después la de kiwi, y por último la de arándanos.
  5. Llevamos al congelador y dejamos 24 horas antes de su consumo. Desmoldamos los polos sacándolos del congelador, y pasando agua templada por la base y los laterales del molde. Si se trata de un vaso de plástico como en este caso, puede cortarse simplemente con una tijera, y el polo se desmolda con facilidad.
  6. Esta receta está incluida en mi libro “Polos y helados”, que podéis encontrar en los lugares habituales: Amazon, El Corte Inglés, Fnac, Casa del Libro, María Lunarillos, Megasilvita y un montón de tiendas online más, además de en vuestra librería habitual.

NOTAS:

  • Podéis encontrar por internet otras versiones de esta receta que incluyen colorantes alimentarios (aquí otra en inglés). Realmente como podéis ver es absolutamente innecesario usar colorante, basta con usar fruta
  • La receta está pensada para usar zumo de frutas natural sin azúcar. Si usáis zumos azucarados, sería conveniente revisar la cantidad de sirope simple que se añade
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail