Seleccionar página
corzetti
Hay vida más allá de los macarrones

¡Hola! ¿Hay alguien ahí?

He estado muy liada preparando muchas cosas que todavía no puedo contaros.

Pero sigo viva. Y con muchas ganas de cocinar recetas nuevas!

Así que vamos con lo que sí os puedo contar. Esta semana se celebra la Semana Cultural en mi instituto, y este año el tema central es el agua. Entre otras actividades, leeremos un fragmento de “El viejo y el mar” de Hemingway, veremos la película “También la lluvia” y además quería preparar algo relacionado con lo que más me gusta. Channing Tatum. Ay, no, con eso otro que también me gusta mucho: la comida. De manera que la idea era publicar una receta en la que el agua fuese un elemento importante. Esta es una de las recetas que he preparado en torno al agua, la otra la prepararé con mis alumnos esta tarde y a vosotros os la mostraré un poquito más adelante :) Y no doy pistas.

Los corzetti son un tipo de pasta típico del noroeste de Italia (Liguria). Se preparan con una mezcla de agua, harina y huevo, y en ocasiones se añade vino blanco. A mí me gusta especialmente esta última versión con vino. Pero como se trataba de centrarnos en el tema agua, y lo de convertir el agua en vino ya lo hizo alguien hace tiempo, en la pasta que veis en las fotos usé sólo agua. El corzetti se caracteriza por prepararse con unos sellos de madera que se usan para estampar la masa. Al parecer tienen su origen en la edad Media, en el que las familias pudientes personalizaban la pasta haciendo imprimir sus escudos en la misma. Esta decoración, no obstante, no se hace únicamente por un tema estético, sino que así la pasta se impregna más con la salsa, que queda “agarrada” al relieve de los corzetti, dando lugar a platos mucho más sabrosos. Tradicionalmente los corzetti se sirven con una salsa de nueces o champiñon. Yo os recomiendo probarlos con pesto casero (podemos usar nueces en lugar de piñones), o en su versión burro et salvia, simplemente preparados con un poco de mantequilla y salvia.

El problema de los moldes de corzetti, es que son caros, y difíciles de encontrar en España (podéis comprar los moldes para corzetti aquí (ojo que aunque en la foto aparece el que tiene fondo grabado en espiral, si lees la descripción el que venden es el de fondo liso). Así que lo que os propongo hoy realmente, es usar todos esos sellos, moldes de springerle, rodillos, mantas decorativas y demás que tenéis por casa y estáis deseando darles nuevos usos. En concreto en las fotos que veis hoy, además de los moldes tradicionales, he usado un sello para galletas, y una manta decorativa para fondant, como ya hice con las galletas grabadas. Y si no, por qué no volvemos a sacar del cajón esos pañitos de ganchillo de la abuela?

Hacer pasta en casa suena muy complicado y laborioso, y sobre todo da pereza sacar la maquinita de pasta del fondo del armario donde la escondes… pero la verdad es que cuando lo haces compruebas que no se tarda más de media hora en tenerlo todo listo (sin contar el reposo de la masa para que sea más sencillo estirarla). Eso sí, acabas con la cocina llena de harina. Y la ropa, la cara y el pelo, pero oye, que se note que soy blogger gastronómica, no?

La pasta fresca al cocer aumenta de tamaño ligeramente. Aún así, el grabado se mantiene perfectamente como podéis comprobar en esta foto de corzetti con pesto y guisantes.

PD: El 23 de Abril (que además es mi cumple!) estaré firmando por Sant Jordi en Barcelona… vendréis verdad? :) Estas son las firmas previstas

De 11 a 12 horas: FNAC TRIANGLE (PL. CATALUNYA, 4, delante del establecimiento)
De 12 a 13 horas: BEN VIL (Rambla Catalunya, 64)
De 13 a 14 horas: ABACUS (Plaza Catalunya, 17)
De 17 a 18 horas: CASA LIBRO (Pso. Gràcia, 62, delante del establecimiento)
De 18 a 19 horas: FNAC ARENAS (Gran Via, 373, delante del establecimiento)



Embossed pasta

Embossed pasta



Embossed pasta

Lasaña grabada



{Pasta casera. Corzetti}

Preparación: 30 minutos

Cocción: 3-5 min

Raciones: 2-4 personas

Ingredientes

  • 220-250 g de harina normal
  • 4 yemas de huevo
  • 60 ml de agua (o de vino blanco)

Preparación

  1. Ponemos en un bol todos los ingredientes, y mezclamos con una cuchara hasta que estén integrados. Pasamos la masa a una superficie ligeramente enharinada, y amasamos hasta obtener una bola lisa y homogénea. Tapamos la bola con una bolsa de plástico, y la dejamos reposar a temperatura ambiente durante una hora. Inicialmente añadiremos 220 g de harina. Si quedase muy pegajosa, podemos añadir algo más hasta llegar como máximo a 250 g
  2. Dividimos la masa en 4 partes. Tomamos una porción de masa, y conservamos el resto dentro de la bolsa para que no se sequen. Si vamos a estirarla con rodillo, enharinamos la superficie de trabajo y el rodillo, y procedemos a estirar una de las porciones hasta obtener el grosor deseado. Si vamos a usar una máquina de pasta, enharinamos ligeramente los rodillos de la máquina, y pasamos la porción de masa por los rodillos, en su posición más abierta. Plegamos la masa estirada en tres partes, llevando los extremos hacia el centro, y volvemos a pasar la masa por los rodillos. Repetimos el proceso una vez más. Ahora pasaremos la masa por la máquina de pasta cerrando ligeramente los rodillos, para que cada vez salga la pasta más fina, y repetiremos el proceso hasta obtener el grosor deseado. Para imprimir la pasta es mejor dejarla algo más gruesa de lo que la dejaríamos normalmente, esto permite decorarla con facilidad y que no se rompa
  3. Colocamos la lámina estirada sobre una superficie enharinada. Enharinamos también los moldes para corzetti, los sellos, o lo que vayamos a usar para decorar la pasta. Imprimimos con firmeza la pasta, y cortamos según el uso que vayamos a darle: corzetti, lasaña,…
  4. Dejamos secar al menos una hora. Llevamos agua con sal a ebullición (recordad que la pasta no lleva sal), y cuando hierva, añadimos la pasta fresca con cuidado. Hervimos entre 3 y 5 minutos, según el grosor que hayamos dado, y servimos inmediatamente acompañada de la salsa que prefiramos. Os recomiendo para los corzetti un pesto con nueces, o simplemente salteados con mantequilla y salvia.

NOTAS: