Seleccionar página
Gazpacho en cuenco de hielo
Gazpacho en cuenco de hielo

La semana pasada fue el último día de Jorge en la guarde. El tiempo ha pasado increíblemente deprisa, pero todavía recuerdo cuando hace 4 años dejaba por primera vez a Pablo en la guardería, mientras que él entraba todo feliz sin mirar atrás y yo me quedaba llorando en la puerta…

El jueves pasado para despedirnos y darles una sorpresa a las chicas que trabajan allí (Tulia, Conchi y Sandra), fuimos Pablo, Jorge y yo a comprar 3 ramos de flores y se los llevamos. Cuando Pablo le entregó el ramo a Tulia, le dijo: “muchas gracias por cuidar tan bien de mí”. Ahí lloramos un poquito todas. Y sí, se lo que estáis pensando: soy un poco (bastante) llorona. Lloro en todas y cada una de las funciones de mis hijos (hasta esa en la que Pablo se quedó quieto todo el rato mientras que sus compañeros bailaban y al final del todo cuando todos habían acabado, él de repente como que despertó, y dio una palmada). Lloro con las películas de sobremesa en Antena 3 (a lágrima viva). Y no por lo malas que son. Lloré las 20 veces que se ha muerto Chanquete en la tele. Y ya con las películas infantiles, como Heidi, o cuando Jessie cuenta su historia en Toy Story mejor ni te cuento! El caso es que con la emoción, no tuve oportunidad de decirles a Tulia, Conchi y Sandra (y también a Elena y Tamara, que aunque ya no están en la guardería, formaron parte de ella) todo lo que me habría gustado decirles. Así que allá voy!

Muchísimas gracias por cuidar tan bien de mis hijos todos estos años cuando yo no podía estar con ellos. Por quererles, por educarles, por atenderles y comprenderles según su manera de ser, y por ayudarles a ser las personitas que son hoy en día. Desempeñáis una labor muy importante en la sociedad, que desafortunadamente no está muchas veces ni reconocida, ni recompensada… Pero de parte de esta mamá, gracias de corazón! Y como ya se me están saltando las lágrimas otra vez, vamos con la receta! Una receta con flores para vosotras, que como no podía ser de otra manera en un blog gastronómico, son comestibles.

La idea del bol de hielo ya la usé hace un par de años para esta sangría de fresas, y como os comenté en su momento, la vi inicialmente en el blog de Webos fritos. Curiosamente hace unos días publicaron una receta super original de gazpacho también, y os invito a verla porque es realmente increíble! Me dejaron alucinada con estos macarons de gazpacho, y con muchas ganas de probarlos! Además en el blog de Oli (Entrebarrancos) podéis encontrar un estupendo tutorial para hacer distintos recipientes de hielo. Imprescindible!


Pablo y Jorge- Marzo 2012
Estos también son comestibles
Pablo y Jorge- Julio 2013
Pablo y Jorge


Gazpacho en cuenco de hielo
Gazpacho fresquito asegurado!
Gazpacho en cuenco de hielo
Pero no tardes demasiado en comerlo, o habrá inundación en el plato! me lo ha contado una amiga


{Gazpacho en cuenco de hielo}

Preparación: 20 minutos (más tiempo de congelado)

Cocción: sin cocción

Raciones: 4 personas

Ingredientes

    Para el gazpacho (andaluz):

  • 1 kg de tomates muy maduros (idealmente tomates pera)
  • media cebolla
  • 1 pepino
  • 1 diente de ajo
  • 100 g de pan
  • 1 pimiento verde
  • 50 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 25 ml de vinagre de Jerez
  • una cucharadita de sal
  • agua (opcional, si lo queremos menos espeso)
  • Para los cuencos hielo:

  • 8 boles (2 por cuenco)
  • Agua, preferiblemente destilada o hervida
  • flores comestibles, en este caso caléndulas
  • Preparación

    1. Comenzamos preparando los cuencos de hielo que usaremos para servir el gazpacho. Si queremos que bol quede más transparente, deberemos hervir el agua que vamos a usar dos veces, o usar agua destilada, pero no es necesario. Los boles de las fotos están hechos con agua del grifo
    2. Llenamos la base de 4 boles con hielo, y colocamos uno de los 4 boles restantes encima de cada uno de ellos. distribuimos las flores en los laterales, que quedarán sujetas entre los dos cuencos. Rellenamos el hueco con agua, sin llegar al borde, ya que el agua aumentará de volumen en el congelador. Congelamos los cuencos al menos 24 horas antes de usarlos
    3. Al día siguiente, desmoldamos. Hay varios métodos, pero el que finalmente he descubierto que es más sencillo, es sacar los boles del congelador y dejarlos a temperatura ambiente entre 5 y 10 minutos. Así salen con gran facilidad retirando primero el bol superior, y por último el inferior. Conservamos en el congelador hasta que vayamos a usarlos, separados por papel de hornear para que no se queden pegados
    4. Preparamos ahora el gazpacho. Lavamos muy bien todas las verduras, ya que van crudas, y las troceamos para que quepan en el robot de cocina o batidora que vayamos a usar. Trituramos hasta dejarlo muy fino. Comprobamos el punto de sal, añadimos agua si es necesario, y metemos en el frigorífico para tomarlo muy frío. A mí me gusta más de un día para otro
    5. En el momento de servir, colocamos los boles de hielo en un plato y servimos el gazpacho en ellos

NOTAS:

  • A la hora de hacer los cuencos del hielo, si el cuenco superior flota, colocamos un peso (por ejemplo una naranja o más hielos) encima, para que se mantenga en su posición hasta que el bol del hielo esté congelado.
  • Si queremos usar flores más pequeñas, u otro tipo de decoración que no quede sujeta por su pequeño tamaño, deberemos rellenar también con hielos los laterales del cuenco, e ir colocando la decoración entre los hielos con ayuda de una brocheta para que quede sujeta, para posteriormente terminar de rellenar con agua.
  • Las flores de la receta me las regalaron los chicos de Frescum (muchas gracias!). Podéis encontrar las flores comestibles en su tienda, y en otras tiendas online (cuestan unos 6-7 euros los 50 g). También podéis usar vuestras propias flores siempre que tengáis claro que no habéis usado ningún producto tóxico/químico en ellas, y que son comestibles, ya que no todas las flores lo son
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail