Seleccionar página

Bola de chocolate sorpresa


Hoy hace justo un año que, después de ganar en España, y ser elegida como una de las 7 finalistas entre los 184 ganadores de todo el mundo, finalmente gané el segundo premio en la final de los Gourmand Cookbook World Awards en China. De los Gourmand Cookbook Awards dicen que son los premios más importantes que se conceden a libros sobre gastronomía y vino, están considerados como los Óscar de la literatura gastronómica. Y que mi libro fuese seleccionado entre tantos libros maravillosos para formar parte de los finalistas ya fue un sueño, así que quedar en segundo lugar a nivel mundial… fue una alegría enorme, y todavía me hace marcarme un Carlton mental (y a veces físico también, he de confesar) cada vez que me acuerdo. El premio en sí no supone más que un diploma y el derecho a usar el sello ” Best in the World” en el libro, pero hace MUCHA ilusión. Ojalá que mi compañera Bea Roque, que ha sido ganadora este año en España, resulte también ganadora en la final. Sus dos libros son una auténtica maravilla.

Gourmand Awards 2014En cualquier caso, ya os dije el año pasado que quería celebrar este premio con vosotros. Porque quiero que vosotros también tengáis vuestro momento Carlton gracias a este premio… Así que entre todos los que dejéis un comentario en esta entrada, voy a sortear nada más y nada menos que… 3 lotes formados por: 1 ejemplar del libro ganador “Las recetas de la felicidad”, 1 ejemplar de mi libro favorito “Polos y helados” y, para que puedas ponerlo en práctica, 1 heladera Tristar de 0.8 l

Para participar sólo tienes que dejar un comentario en esta entrada hasta el 28 de Mayo de 2015 (por favor, solo un comentario por persona!), ser mayor de 18 años, y tener un lugar de envío en España (península e islas). No tienes que compartirlo en facebook, ni twitter, ni susurrárselo a tu contrario al oído antes de irte a dormir. El día 29 por la mañana anunciaré aquí mismo los tres ganadores. SORTEO CERRADO


Sorteo Gourmand Cookbook Awards


Ya están los ganadores del sorteo! Muchísimas gracias a todos por participar, estad atentos porque muy pronto habrá nuevas sorpresas :)

A los ganadores os mando un mail ahora mismo para que me deis la dirección de envío. Cuando recibáis el regalo, se agradecen fotos (y el jamón y todo eso :P)

Ganadores Sorteo


Con la receta de hoy me pasa como cuando gané el premio. Me dan ganas de bailar, y de cantar a voz en grito como Whitney Houston con su One Moment in Time.

Esta es la idea. Sacamos una bola de chocolate a nuestros invitados. Les ponemos una salsa caliente para servirla sobre la bola (en este caso, salsa de fresa). Cuando se vierte la salsa sobre la bola, esta desaparece mágicamente dejando al descubierto el postre que hayamos escondido en su interior (en este caso, un pastel de chocolate decorado con fruta y flores comestibles). ¿A que mola mil?

Y las posibilidades son infinitas. Chocolate blanco, chocolate negro, con leche o dulcey, para la esfera. Salsa de chocolate, nutella, fresas, cerezas, naranja, caramelo, crema inglesa para verter encima. Y dentro cualquier cosa que se os ocurra! Helado, macedonia de frutas, tarta, bizcocho, mousse, … y ¿por qué no un anillo de pedida? Así no hay quien se niegue. ¡Me encanta, me encanta, me encanta! Aquí podéis ver un vídeo del proceso. (y pinchando aquí otro, digamos que me costó lo mío hacer las fotos de la receta)

A pesar de lo que pueda parecer, es bastante fácil de hacer. Eso sí, necesitas un molde semiesférico para hacer la bola. Y sería conveniente atemperar el chocolate. ¿Es imprescindible atemperar o templar el chocolate? No. Pero al atemperar logramos que el acabado del chocolate sea brillante, que cruja al partirlo, que no se funda nada más tocarlo con los dedos, y además que se desmolde mejor, con lo cual las ventajas no son nada desdeñables… Para atemperar o templar el chocolate hay varios métodos, mi favorito es el atemperado por siembra (también por Mycryo, pero eso ya os lo cuento otro día). Para templar por siembra fundimos 3/4 partes del peso del chocolate, hasta que haya alcanzado las siguientes temperaturas:
– Chocolate negro: 50-55 ºC
– Chocolate con leche: 45 ºC
– Chocolate blanco: 45 ºC.
De ese chocolate fundido, apartamos 1/3 en otro cuenco y lo reservamos. Añadimos a los 2/3 de chocolate fundido restantes el chocolate sin fundir que habíamos reservado al principio, y removemos hasta que alcance las siguientes temperaturas:
– Chocolate negro: 28-29º C
– Chocolate con leche: 27-28º C
– Chocolate blanco: 26-27 ºC.
Añadimos ahora poco a poco el chocolate caliente que habíamos reservado previamente, y removemos. La temperatura deberá ser de:
– Cobertura negra: 31-32º C
– Chocolate con leche: 29-30º C
– Chocolate blanco: 28-29 ºC.

Este es mi método favorito para atemperar en casa cuando es poca cantidad, por su sencillez, ya que apenas se mancha la superficie de trabajo. Hay autores que prefieren reservar 1/3 del chocolate sin fundir, en lugar de 1/4 como sugiero yo, siguiendo las indicaciones de F. Bau de la escuela Vahlrona (Enciclopedia del chocolate, Ed. Blume). Lo mejor es que hagáis pruebas y veáis lo que es más cómodo para vosotros, la temperatura ambiente en casa, el chocolate que uséis,…

Si no tenéis termómetro, ¡tranquilos! También podéis hacer la receta. Lo mejor es que uséis este método de atemperado “de andar por casa”, que no es exacto, pero funciona bastante bien. Ponemos el 75% del chocolate que vayamos a usar en un bol, y lo fundimos como se explica en la receta. Una vez fundido, retiramos del fuego o microondas, y añadimos el 25% del chocolate restante, muy troceado. Removemos hasta que se haya disuelto completamente, y usamos el chocolate para hacer nuestra figura.


Bola de chocolate sorpresa

Bola de chocolate sorpresa


Edito: añado una versión de chocolate negro, con fotos del paso a paso… no tenéis excusa ahora para no hacerla! :)


Bola de chocolate sorpresa

Bola de chocolate sorpresa


Bola de chocolate sorpresa
Bola de chocolate sorpresa


Bola de chocolate sorpresa paso a paso


{Bola de chocolate sorpresa}

Preparación: 30 minutos + enfriado

Cocción: 5 minutos

Raciones: 2 bolas

Ingredientes

  • 250 g de chocolate blanco de cobertura, troceado
  • 250 g de fresas, lavadas y sin pedúnculo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • el zumo de medio limón
  • pastel de chocolate, o brownie
  • frutas de temporada y flor de aliso comestible (opcional)
  • Equipamiento: molde de semiesfera para chocolate, rígidos. Termómetro para chocolate (opcional)

Preparación

  1. Comenzamos fundiendo y atemperando el chocolate.Troceamos el chocolate, y lo ponemos en un bol apto para microondas, preferiblemente de plástico, ya que no se calienta y hace que el fundido sea más uniforme. Calentamos 30 segundos el chocolate. Retiramos del microondas, removemos, y volvemos a calentar otros 30 segundos. Repetimos el proceso hasta que el chocolate se derrita por completo y atemperamos por el método explicado más arriba.
  2. Con un cucharón, rellenamos completamente los moldes que vayamos a usar, el objetivo es que toda la superficie del molde quede cubierta de chocolate. Damos unos golpecitos para eliminar posibles burbujas, y volcamos el molde sobre un cuenco amplio, para recoger el exceso de chocolate. Le damos la vuelta al molde nuevamente, y con una espátula limpiamos la superficie retirando el chocolate sobrante.
  3. Ponemos el molde boca abajo sobre una bandeja forrada con papel de hornear, y dejamos que se endurezca el chocolate en un lugar fresco y seco. Puede hacerse en el frigorífico también, aunque es por el tema de la humedad es preferible no usarlo si puede evitarse.
  4. Una vez solidificado, desmoldamos las dos mitades de la figura de chocolate golpeando ligeramente el molde contra la superficie de trabajo. Si el chocolate está bien templado, debería poder desmoldarse con facilidad, ya que uno de los efectos de atemperar el chocolate es que este se contrae.
  5. Para pegar dos mitades de la esfera, colocamos cada mitad sobre una bandeja caliente durante unos segundos, de manera que los bordes se igualen y se fundan ligeramente (paso a paso 2). En un plato ponemos un poquito de chocolate fundido (paso a paso 1), colocamos media esfera sobre el chocolate presionando para que quede sujeta al plato (paso a paso 3), ponemos el bizcocho encima (paso a paso 4), dentro de la semiesfera, decoramos con flores y frutas, y cerramos con otra semiesfera (paso a paso 5). Presionamos levemente con las manos y aguantamos unos segundos hasta que ambas mitades queden unidas. Para calentar la bandeja, puede meterse unos minutos en el horno, usar un soplete de cocina, o incluso un secador de pelo. Podéis ver un vídeo aquí, es con unos huevos kinder caseros, (y con una mano, perdón por la mala calidad) pero os hacéis una idea
  6. Procedemos a preparar el sirope casero. Trituramos las fresas con el azúcar y el zumo de limón, lo colamos para retirar las pepitas, y lo calentamos en un cazo al fuego
  7. Servimos inmediatamente la bola de chocolate. Al servir el sirope por encima, aparecerá el postre sorpresa en su interior.

NOTAS:

  • Para los que me preguntáis dónde encontrar los moldes rígidos de semiesfera, los compré en Valladolid, en una empresa que está por el Polígono de Argales, Macias. El sitio me lo recomendaron en un curso que hice de chocolate en la Escuela Internacional de Cocina “Fernando Pérez”​ y tienen mucho material profesional de pastelería y chocolate. No es una tienda en sí, más bien un almacén algo cutre. Para los que no vivís aquí, realmente se puede usar cualquier molde de silicona como este, solo que a mí personalmente me resultan más difíciles de manejar, y creo que dejan menos brillo que los moldes de policarbonato, por ejemplo.
  • Es recomendable usar guantes de vinilo o nitrilo para manipular el chocolate, de esta manera evitaremos dejar huellas. No de látex (puede dar reacciones alérgicas)
  • La bola de la versión con chocolate negro está preparada igual que la de chocolate, blanco, variando las temperaturas de atemperado. La salsa de chocolate está preparada con 150 g de nata, que calentamos hasta hervir, retiramos del fuego, añadimos 100-150 g de chocolate negro troceado, y removemos hasta que se disuelva. Calentamos a fuego medio removiendo sin cesar antes de usarla sobre la bola
  • Gracias a María, Carlos de la Calle y Rebeca de Torres por su ayuda para sacar fotos del vídeo :) Sin vosotros no habría podido publicar la entrada de hoy!
  • Podéis encontrar por internet otras versiones de esta idea. ¡Las posibilidades son infinitas!
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail