Seleccionar página

Pasta directa al horno

Hace unos días, hablaba con unos compañeros de trabajo sobre esas personas que acumulan muchísimo dinero. Creo en concreto hablábamos de los futbolistas de élite. Mi reflexión era que no me daban ninguna envidia, porque no pensaba que fuesen más felices, o que se sintiesen más realizados que el resto de los mortales. Más bien al contrario muchas veces. A mí no podría pasarme nada peor que tener a mi alcance todo lo que quiero. Y en ese sentido pienso que todos nos acostumbramos a un cierto nivel de riqueza, y desde el momento en que lo tenemos dejamos de valorarlo. Es decir, yo no me levanto todos los días pensando qué suerte tengo de abrir el grifo y de que salga agua. Y encima caliente! Y todo el rato que yo quiera. Ni me paro a pensar que soy afortunada por tener para comer todos los días, y hacer un bizcocho para desayunar cada vez que se me antoja.

Pues bien, todo esto viene a cuento de que a veces hay que pararse a pensar en que no todo el mundo disfruta de todo eso que nosotros damos por sentado. Porque más de 3 millones de personas en España no tienen acceso diario a alimentos básicos, como legumbres, aceite, arroz, pasta,… Siempre soy un poco recelosa cuando me proponen participar en este tipo de campañas: ¿quién está detrás?, ¿llegará realmente a gente que lo necesita?, ¿habrá quizás otras maneras mejores de conseguirlo?… Al final, he llegado a la conclusión de que yo solo puedo controlar mi parte, lo que yo hago, y sé qué participo en esto con buena intención. Y si todos hacemos algo con buena intención, eso tiene que servir para algo. Además en este caso la propuesta venía de una persona a la que admiro mucho.

Por ello os invito a todos a participar en esta campaña de recogida de alimentos “No sabes lo que es el hambre hasta que pasas hambre” en la medida de vuestras posibilidades. Para ello, basta con comprar alimentos básicos (como legumbres, leche, aceite, conservas, pasta o arroz) o encargar uno de los carritos solidarios entrando aquí. También podéis enviar la palabra «HAMBRE» (sin las comillas) por SMS al 28029. O si no, simplemente a intentar ayudar a la gente que tenéis a vuestro alrededor, a veces es tan sencillo como preparar un bocadillo :)

Para tener presentes a estos 3.000.000 de personas que no tienen acceso a una alimentación básica, en la receta de hoy vais a notar que falta el ingrediente básico: la pasta.

Y sobre la receta en sí, pues realmente son 3 recetas: macarrones con tomate y chorizo, macarrones con mayonesa y brócoli, y macarrones con queso y bacon. La novedad es que la pasta no va cocida previamente, sino que se cocina directamente en el horno, lo cual, cuando no tienes muchas nociones de cocina, o dispones de poco tiempo para dedicarle a la comida, te salva la vida a menudo. Las tres propuestas son por supuesto tuneables y adaptables a vuestros gustos o lo que tengáis en el frigorífico.

NOTA: por escribir este post, Buzz Marketing Networks realizará en mi nombre un donativo valorado en 29,55€ (equivalente al carrito nº3 de la web que incluye: 6L de aceite, 7 Kg de legumbres, 3 Kg de pasta, 2 latas de conservas.) Como hay que predicar con el ejemplo, yo he donado directamente la misma cantidad. Todo lo recaudado se destinará a Cruz Roja que lo distribuirá entre familias en riesgo de exclusión social.

Pasta directa al horno

Pasta directa al horno



{Pasta directa al horno}

Preparación: 5 minutos

Cocción: 30 min

Raciones: 1 persona (1 cazuelita como las de la foto)

Ingredientes

  • 50 g de *****
  • Opción mayonesa y brócoli (mi favorita. La de mis hijos también. Cuando omites el brócoli, claro):

  • Unas ramitas de brécol (brócoli)
  • 80 ml de agua
  • 25 ml de nata
  • 25 g de mayonesa comprada
  • 25 g de parmesano rallado + un poco más para espolvorear
  • 1 cucharadita de Ketchup
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ½ cucharadita de orégano
  • Una pizca de sal
  • Opción tomate frito y chorizo:

  • 80 de agua
  • 80 de tomate
  • 1 cucharadita de orégano
  • 20 g de chorizo en taquitos
  • Opción queso y bacon:

  • 50 ml de agua
  • 50 ml de nata
  • 50 g de queso rallado, de sabor fuerte (cheddar curado)
  • pizca de sal
  • 15 g de tiras de bacon ahumado

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180 ºC. Ponemos en una cazuelita los 50 g de ***** (por persona)
  2. Aparte, mezclamos con una cuchara los ingredientes de la salsa elegida, y la vertemos sobre los macarrones, removiendo para que quede todo bien distribuido.
  3. Horneamos 30 minutos. Dejamos reposar 5 minutos antes de servir

NOTAS: